Acerca de Aisuru

¡Hola, que tal!, ¿Cómo estás? Espero que muy bien, creo que desde pequeña me gustaba mucho la rama de la belleza (y quizás mas porque yo no me sentía asi). Veía que las chicas se hacían varias cosas para verse mejor, cotes de cabello, maquillaje, ropa, etc), siempre buscando verse mejor.

Asi yo tambien empecé, desde chica a cambiar mi peinado, de hecho hasta me hice una base (bueno mi mama me la hizo, yo tenia el cabello de esos lacios, lacios) entonces tenia el cabello chino, de castaño obscuro a chocolate, de lentes de fondo de botella a lentes de contacto, todo lo contrario a lo que era antes.

Tuve el cabello rubio, pelirrojo, negro, hasta morado, ya que me pude maquillar, siempre maquillada de lunes a domingo, incluso me llegue a dormir con el maquillaje y los lentes de contacto (en ese entonces no sabia que era de las peores cosas que podía hacer).

Dietas, ya sabes de todas las que existen, mas que mi salud siendo adolescente, me importaba mi figura (no mi peso), rutinas de 3-4 horas en el gym (y no extendía porque no me veía como yo quería).

Y siguiendo con el tema de la moda, déjame decirte, cuando estaba en la escuela profesional, teníamos que ir de uniforme blanco, pero me caracterizaba porque en ese entonces usaba bisutería de un color y el maquillaje tenia que ser del mismo color, y lo peor que me podía pasar es que no llevara aretes, si no los llevaba, compraba en la calle los mas baratos que hicieran juego.

¿Y que crees?

Asi paso mucho tiempo, durante la carrera, quería dedicarme a algo que tuviera que ver con la belleza, pero no sabia que.

Finalmente tuve que trabajar mucho, pero mas en mi interior, reflexionar y ver porque era asi, y te lo cuento porque no me aceptaba, y todo ese adorno exterior, «ese no logre esto o el otro» y que yo le echaba a mi apariencia, era parte de un proceso de no aceptación.

Durante ese proceso interno, si me dedique a la belleza y afortunadamente con mucho éxito. Y platicando con mis pacientes, me di cuenta que hay algo mas..

Has oído el dicho: «la suerte de la fea, la bonita la desea», bien, estoy segura que si, estamos tan llenos de cosas externas, de información, que a veces solo nos preocupamos mas por lo de afuera que por lo de adentro.

Le damos peso a todo lo externo, buscamos soluciones rápidas, y esto lo se porque yo tambien lo he hecho, pero ahora que pasamos por un momento duro en el ámbito de salud, y de ahí derivo a muchas cosas, no se tu, pero me empezó a dar cuenta lo importante que era nuestra parte interna, la que nos permitió sobrevivir, y no volvernos locos, la que casi siempre se mantuvo firme.

Y sabes, esta parte interna, tambien hay que cuidarla, protegerla y embellecerla, es esa a la que nos referimos cuando decimos «tiene un no se que» y puede ser positivo o negativo, como «esa persona tiene ángel» o «no se porque me cae mal».

Es por ello que me he enfocado en la belleza externa e interna, conjuntándolas en un solo lugar y por ello puse el slogan

«Bella por fuera, Hermosa por dentro».

Te invito y te espero a que nos conozcas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: